Allgemein

Terminación de la cooperación

7 de agosto de 2018

Dirigido a
Benito Rodríguez
Gerente de Enicalsa

León, Nicaragua

Terminación de la cooperación

Nosotros, en el año 2002, fundamos la empresa de tecnología solar Enicalsa, en la ciudad de León, junto con Karl Korupp (gerente de SET, Selected Electronic Technologies GmbH, Wedel). Nuestra experiencia en la electrificación de una escuela en Tanzania al final de los años noventa nos enseñó que los planteles educativos, cuando hacen trabajos de desarrollo en el extranjero, dejan tras de sí, con demasiada frecuencia, los proyectos en ruinas. Las escuelas visitan a sus escuelas asociadas en países en desarrollo, como máximo, una vez al año, si es que alguna vez lo hacen. Por eso nosotros concluimos que tales proyectos de desarrollo deben ser incorporados rápidamente en ciclos económicos normales, es decir, que debe fundarse una empresa en el país del proyecto que pueda llevar a cabo trabajos de reparación y mantenimiento y, finalmente, llevar a cabo instalaciones independientes. La elección recayó en usted: llegó justo a tiempo, se había licenciado como ingeniero eléctrico y quería volver a su país; así fundamos juntos a Enicalsa (Karl Korupp, Clemens Krühler y Benito Rodríguez), donde usted ayudaría a construir la empresa mediante su labor como gerente.

En el verano de 2005 Clemens Krühler comenzó su año sabático, dejó la escuela y se mudó a Nicaragua por un año. Clemens ayudó a edificar la empresa y, mientras tanto, escribió junto con Anke Buscher los «Notizen aus Nicaragua» (Apuntes sobre Nicaragua), publicados bimensualmente por la revista KOMMUNE.

Usted era un miembro fervoroso del FSLN (Frente Sandinista de Liberación Nacional). Sobre este tema no podía discutirse con usted, es como si se convirtiera en otra persona. No permitía ninguna crítica, pues era un miembro acérrimo del partido. Y Clemens, por el bien de la edificación de la empresa, prefirió dejar cada vez más de lado la discusión sobre el FSLN. Ahora bien, usted siempre pudo haber conocido la opinión de Clemens sobre el FSLN. Clemens, en sus «Notizen aus Nicaragua», intensificó cada vez más sus críticas a la política de Ortega, y a su forma de hacer política, hasta que llegaron las elecciones presidenciales del 2006 y sus resultados fueron falsificados de manera rampante. (Desde entonces nosotros publicamos los «Notizen aus Nicaragua», entre otros lugares, en nuestro portal de Internet: www.solarwerkstatt.org.)

“Incluso en aquel momento, si hubiera habido elecciones justas, Ortega no habría podido alcanzar el 45% necesario de los votos.”

Ortega fue reelegido presidente en el 2006 y, desde entonces, la violación de las reglas de juego de la democracia y el desprecio por sus instituciones han aumentado enormemente. Incluso en aquel momento, si hubiera habido elecciones justas, Ortega no habría podido alcanzar el 45% necesario de los votos. Entonces, como no le alcanzaba, hizo que cambiaran la ley electoral para poder ser elegido con el 35% de los votos.

La aposición aliada, antes y después de las elecciones municipales del 9 de noviembre de 2008, fue atacada por jóvenes miembros del FSLN con bates de béisbol, machetes y armas de fuego caseras. Incluso Manuel Calderón, candidato sandinista a la alcaldía, golpeó por esos días a manifestantes de la alianza opositora PLC-VCE y a oficiales de policía con un palo. Calderón fue elegido como nuevo alcalde de León en enero, supuestamente, con el 51,4% de los votos.

El movimiento de masas que se formó el 19 de abril de 2018 como respuesta a la reforma a la Ley de Seguridad Social pareció algo inesperado para muchos, pero no los sorprendió de verdad. La oposición a esta ley fue apenas un motivo para salir a las calles, pues desde hace mucho tiempo una buena parte del pueblo nicaragüense considera que la dupla Ortega-Murillo tiene que irse. Su dictadura se ha deteriorado. Ella ha reprimido el levantamiento mediante grupos paramilitares que no tienen la menor legitimidad y, además, difunden el asesinato y el homicidio. Muchas personas han muerto. La sangre se adhiere a las manos de los responsables: Ortega y Murillo. Las organizaciones de derechos humanos estiman que el número de homicidios es de 450. Además de lo anterior, 2000 personas resultaron heridas.

“El espantoso rostro de la dictadura ha salido a la luz desde el 19 de abril.”

El espantoso rostro de la dictadura ha salido a la luz desde el 19 de abril. Todos los sandinistas inteligentes (como Ramírez, Baltodano, Torres, Humberto Ortega -hermano de Daniel Ortega-, Jaime Wheelock y muchos más) se alejaron de Ortega y Murillo; solamente quedaron los áulicos estúpidos.

Hugo Torres, 70 años, excomandante de la Revolución Sandinista y exgeneral del ejército, dijo lo siguiente: «Salí a las calles a combatir a un presidente que, desde hace mucho, se ha convertido en un dictador. Daniel Ortega representa todo lo malo en este país, debido a su control total del poder y a la violación sistemática de los derechos humanos. Yo luché hace 40 años de la mano de Ortega por una Nicaragua libre, y ahuyentamos al tirano. Y hoy lo vuelvo a hacer, pues Ortega es peor de lo que Anastasio Somoza jamás fue. Él se ha convertido en un retorno más sofisticado de Somoza. Estoy aquí porque no puedo abjurar de mi sueño y de mis ideales de una Nicaragua libre, democrática y justa. Yo nunca habría pensado que tendría que volver a hacerlo». (Fuente, Spiegel Online)

“Los primeros manifestantes fueron acusados con pretextos débiles y sentenciados por jueces sometidos al gobierno.”

Además de la cruda violencia -ejercida principalmente por paramilitares encubiertos y en aparente cooperación de la policía-, el gobierno utiliza también otros medios más sutiles. Los líderes de las manifestaciones están siendo perseguidos y amenazados. Hace unas pocas semanas Ortega forzó la aprobación de una nueva «Ley Antiterrorista» en el Congreso, con la cual se amenaza a los manifestantes con penas de 20 años «por terrorismo». Los primeros manifestantes fueron acusados con pretextos débiles y sentenciados por jueces sometidos al gobierno. Ustedes ya no tienen un Estado de derecho, los derechos humanos son cosa del pasado. «Miles de nicaragüenses, en su mayoría jóvenes, han abandonado el país por temor a las represalias del gobierno. Tan solo en la vecina Costa Rica, más de 20000 nicaragüenses han buscado refugio desde abril», así lo informó el diario Frankfurter Allgemeine Zeitung el 4 de agosto de 2018.

El 12 de julio usted nos escribió por correo electrónico lo siguiente: «Esta es mi respuesta». Pero allí no dice absolutamente nada sobre responsabilidad política en esta situación. Todo lo contrario: Intenta endilgarle la culpa de la violencia a los estudiantes. Y esto es infame. La responsabilidad política recae únicamente en el gobierno, pero tenemos la impresión de que usted es uno de los seguidores de Ortega y Murillo.

Nosotros, mientras usted no se desvincule de esta pareja dictatorial, que solamente quiere afianzar su poder familiar, y mientras siga siendo miembro del partido asesino de Ortega, cancelamos nuestro trabajo de cooperación con Enicalsa.

En nombre de la empresa Solarwerkstatt,
Jakob Grimm, Jatayu Holznagel, Clemens Krühler

Escritura en alemán